CUANDO LLEGA EL MES DE ABRIL-EL RIO DE LA VIDA.

 

IMAG1556
La primavera viste y engalana la tierra

 Abril,  el mejor jardín, el de las lluvias mil, el que viste de colores hasta las piedras; desbordadas  de  vida y cubriéndolas  sin fin.  Abril mes de la esperanza, hace despertar los sueños de humanos y de animales, sacándolos del  cubil. El mes de las finas lluvias que acarician nuestra faz, haciéndonos mil promesas y algunas se cumplirán.  Abril,  primavera, vida y una explosión nuclear.

 

Como cada primavera la vida despierta de su letargo, mostrándonos su esplendor y renovando nuestras fuerzas, alimentando de nuevo ilusiones y la esperanza de que llegue el anhelado  objeto de nuestra existencia, aunque no tengamos claro cual será dicho objeto.  Los hay  materiales, otros son espirituales y algunos de fantasía; pero todos deseados. La vida de los humanos se adapta al ciclo terrestre y sus estaciones, pero a diferencia del planeta, esta vida que no terminamos de entender del todo, no repite sus ciclos, motivo por el cual debemos intentar crearlos o recrearlos  nosotros. Buscar y realizar nuestra gran obra personal e individual, durante el tiempo  que permanecemos bajo esta apariencia humana; dependerá de nuestra voluntad o “suerte” el que nos sintamos inspirados y dejemos plasmados en esos años , nuestra personal y gran obra de arte, nuestra vida.

El ser humano es una minúscula gota de agua, un micro universo, dentro del gran río de la vida y no tiene mas opción,puesto que forma parte del mismo, que la de danzar con la música que marca ese macro cosmos del cual forma parte. Cada nota musical producida en cada recodo de este camino o río de la vida, nos muestra una nueva experiencia, si es que estamos atentos a la partitura y queremos sacar provecho de los sucesos producidos a nuestro alrededor.

Humanos y ríos comienzan  siendo niños, unos de forma muy ruidosa y explosiva, otros algo más sosegados; pero todos con la energía nueva y sin estrenar,  esa que nos muestra cada año la primavera. Los ríos como los humanos y el torrente al igual que un niño ; repleto de vitalidad y energía sin pensar para nada en el curso que seguidamente llegará ; con sus alegrías, penas,  milagros, logros, fracasos, torpezas,  aciertos, mezquindades, grandezas. Cuanta de su agua llegará a su destino y cuál será el mismo; el mar quizás, o un campo al que tornará fértil,  quizás se pierda para siempre sin fruto aparente, que misterios esconde el río al igual que el ser humano?.

Dicen que el río no tiene retorno y yo humildemente difiero del dicho; porque depende de lo que planteemos como retornar. Sí es verdad que no puede correr hacia atrás, que seria transgredir la ley natural de la gravedad, pero quien puede asegurar que una vez llegado al río océano o antes si es una cuenca endorreica, termina su fluir, su camino; no es mas cierto que tarde o temprano se evapora hacia las nubes o parte de su agua es absorbida  por las plantas, transformándose nuevamente en agua que retorna al  ciclo interminable de la vida?. Al ser humano le sucede algo parecido, con la única diferencia de que es consciente de su ciclo evolutivo, de su cambio material y emocional, de sus estaciones y por lo tanto capaz de modificar lo citados cambios.

Cuando llega el mes de abril, nuestro cuerpo al igual que las plantas altera el fluir de su savia, en nuestro caso la sangre, produciendo una alteración bastante perceptible en unas personas y algo menos en otras, pero visible en todas. Se produce una explosión de energía y alegría que no tiene parangón con el resto de las  estaciones. Nos sentimos románticos, alegres y soñadores y pobre del que no asista a estos cambios, su ilusión se agotó y camina hacia su fin emocional. Por otro lado, debemos copiar de la naturaleza  que nos presenta una obra perfecta, con la alternancia de sus estaciones, tan necesarias para el gran equilibrio; seamos río y busquemos nuestra transformación, aceptando el ciclo interminable del universo; paremos unos segundos, abramos nuestra mente de par en par y dejemos que la brisa fresca de la primavera empape nuestra vida.

                                                        Que tendrá la brisa que anima, la primavera que ilusiona, la mañana que atrae, el agua que purifica ¿…., qué tendrá ?. Seamos capaces de nacer cada día, buscando la edad temprana, el viento suave, el agua cristalina  y las nuevas ilusiones.

———

Foto del autor.

 

 

 

 

 

 

LA MANIFESTACION MAS PEQUEÑA- LA DE UN SOLO HUMANO

IMAG1406
Nuestro valiente y constante manifestante; en pié y portando su bandera y su grito, pidiendo clemencia !!

Nuestro objetivo es  luchar,  nuestra meta,   vencer…, nuestro enemigo, no es otro que nosotros mismos.

Hace algunos meses y al pasar por delante de  la “casa del pueblo”, me encontré de frente con esta manifestación en miniatura. No suelo ser persona que guste de las manifestaciones en publico( soy ya mayor de setenta años y en mis tiempos esto no era usual) pero, en esta ocasión ya era la segunda vez  que le veía y  me picó la curiosidad el ver una persona casi de mi edad, gallarda en su figura y que sin pronunciar palabra y estoicamente, presentaba su pancarta ante nuestro consistorio, manifestando sus quejas y alegaciones.

Lo de hoy, esta  entrada, no sé cómo explicarles  si obedecerá a una tardía vocación periodística por mi parte,  o posiblemente a que en ese  determinado instante me vi reflejado en este ciudadano y sentí la necesidad de parar unos minutos , detener mis pasos y mi actividad, para  cruzar  unas palabras con tan especial señor que, había elegido esta forma para defender sus derechos como tal, dado que a la vista de su pancarta, su reivindicación y protesta  era pecuniaria. La cuestión es que me atrajo desde el primer instante y con una sola imagen y sin palabras mostraba al mundo la situación actual de los ciudadanos de a pié, que bajo mi particular punto de vista y ante sucesos especiales, parece ser, nos encontramos desprotegidos, ante los estamentos que precisamente se han creado para nuestra protección y para servir al pueblo. No piensen mis queridos lectores que hoy les quiero hablar de política, ni tampoco de creencias o religión; de lo que yo quiero hoy hablar e intentaré llegar a explicarlo bien, es sencillamente de sentimientos profundos y de cultura y respeto hacia el ser humano.

Nuestro hombre, Antonio,  y porque no llamarlo por su nombre (pues le pedí su permiso), en pocos minutos me puso al corriente de su situación y de los motivos económicos que le impulsaban para mantener su manifestación especial, durante varias horas y una vez por semana , desde hacia veinte meses. Créanme si les digo que le causó gran sorpresa y alegría el ver que alguien de los miles de personas que pasan diariamente por ese lugar, se paraba a leer su proclama y más  aún le pedía le contase su historia; hasta el punto de que me dijo y cito textualmente cuando nos despedimos.-” es usted un ángel enviado por Dios, para mi consuelo, muchas gracias por su atención“. Lo que él no sabia y eso me lo callé para mí; es que el verdadero ángel era el, puesto en esa manifestación tan individual, sirve  para ejemplo de todos los que pensamos sufrimos algún mal.

A continuación les transcribo algunos párrafos de las varias cartas, todas manuscritas a pluma y con letra muy bonita, dirigidas hacia personas relacionadas con su problema.-

Excmo. Sr. Alcalde: ….Como es posible que sin poseer medios económicos(426 euros al mes por mi pensión) se me imponga un impuesto tan elevado y se duplique con multas que no puedo pagar? por una casa heredada de mi difunta madre y se me digan que sin no pago me será expropiada legalmente?…le ruego se interponga para que den marcha atrás a estas atrocidades que amenazan la vida y existencia de los más desprotegidos….

Dios guarde a usted muchos años . firmado Antonio Cortés Garcia. Málaga 28-9-2016 (sello del registro General) “

Amigos lectores, pido perdón por tocar estos temas tan sentimentales, pero decidí hace algún tiempo, dejar de mirar para otro sitio y encarar la verdad para no mentir y menos  a mi mismo; y no puedo ocultar la evidencia de este ser humano en solitario, plantando batalla pacifica, pero con firmeza, usando de las armas y mimbres que posee, con dulce mirada pero terriblemente acusadora hacia esta sociedad un poco adormecida que busca lo correcto virtual, lo correctamente político, correctamente social, correctamente moral, etc. ;  este señor nos muestra  unos valores que no debemos perder, manteniendo su constancia y tesón.  Un valiente guerrero de nuestro tiempo,  que desde su atalaya guerrea a su manera y en su puesto de combate, pidiendo justicia y dignidad para el y porque no decirlo consecuentemente para todos. Este señor  merece nuestro respeto y admiración por defender al individuo, en una sociedad cada día más deshumanizada que pregona estar por y para el pueblo, pero sin el pueblo, una sociedad que busca eludir sus obligaciones pero sí que exige sus derechos. Es de esto de lo que hoy quería hablarles. Gracias por haber llegado hasta el final.

Me recuerda este hombre, el poema del Piyayo….”A chufla lo toma la gente, y a mi me causa un respeto imponente”.

——–

Foto: del autor.

Referencias: Cartas manuscritas y bandera  de Antonio Cortés Garcia// Redes.

 

EL GRAN RIO DEL CUATERNARIO- Historias del Neolitico-

picon de jeres
Sierra Nevada- La Montaña Blanca – cara norte-Hoya de Guadix

“Quien no pueda asegurar que en algunos momentos de su existencia, ha sentido la necesidad de dar rienda suelta a su fantasía y soñar con el estado primigenio que tendrían los lugares en los que actualmente habitamos; entonces  habrá perdido algo primordial del ser humano…, la ilusión.”

Hola de nuevo, amigos: Esta entrada de hoy la quiero dedicar a un gran río, que en tiempos antiquísimos fue un pequeño mar interior y nos legó el testimonio del periodo Cuaternario, para que los humanos podamos continuar aprendiendo de la Naturaleza. Estas tierras arcillosas que emergieron de las entrañas de la tierra, marcaron para siempre mi vida y mi persona. Lo que seguidamente leeremos, es un pequeño relato inventado sobre lo que pudo ser la vida de sus primeros pobladores en esta extensa cuenca.

-terrazas y algunas cuevas-

Hacía varias lunas que nuestro personaje llamado Argón , perteneciente a la tribu de los Jarretas, había concebido  en su mente la idea de caminar hacia el lugar en donde nacía todos los días, la gran luminaria a la que adoraban todos los de su tribu, y a la que no podían mirar de frente so pena de perder la luz para siempre, pues el hombre espiritual de su clan les había prevenido, de  que si lo hacían quemarían sus ojos y el dios luminaria los sumiría en tinieblas permanentes, les recomendaba esperar a la noche y contemplar  otras pequeñas luminarias que aparecían cuando se marchaba el fuego abrasador , en especial una circular en unas  ocasiones y en otras rota, y  estas sí que se podían mirar y contemplar a placer. Este homo sapiens,  había adquirido la propiedad de pensar y por tanto tenía la capacidad de imaginar y sobre todo su curiosidad por todos los sucesos de su entorno y del más allá.

Argón vivía en un pequeño poblado, enclavado en un promontorio que más tarde se llamaría Duda, junto a un caudaloso río llamado Guarduda, en las terrazas que el río había labrado en el transcurso de los años donde se proveían de agua fresca en sus manantiales, frutos de diferentes clases y la caza sobre todo de pequeños animales y algunos ungulados. Estos promontorios arcillosos acumulados en algunos lugares del río y que posiblemente había sido en tiempos lejanos el lecho de un gran lago, facilitaba el moldeado y labrado a los que necesitaban un habitáculo seguro contra las grandes fieras que por entonces poblaban igualmente estos lugares; lobos, feroces grupos de hienas y uno en especial muy peligroso, el terrible “grandes dientes ” contra el que nada podían hacer sus lanzas con puntas de piedra de sílex o sus pequeñas flechas de igual material, ni podían utilizar igualmente sus hondas de trabajado esparto, a pesar de ser muy diestros en lanzar los guijarros buscados y escrupulosamente seleccionados  en el lecho del río.  Los Jarretas, según historias contadas por los más viejos, procedían de otra tribu que habitaba al otro lado de las sierras y en dirección a donde moría la gran luminaria,  recibían este nombre por su habilidad en trabajar la arcilla, pues hacía poco tiempo que habían descubierto que esos limos y tierras rojas que sacaban al construir sus habitáculos se podían moldear y convertir en utensilios para el hogar, haciendo sobre todo unas jarras muy duraderas y útiles, tanto para líquidos como para granos.

Argón sentía la atracción de una gran montaña que desde hacía algún tiempo había contemplado cuando siguiendo una partida de caza subieron el alto monte cercano a su poblado, y mirando hacia el lugar donde nacía  la gran luminaria, descubrió a su lado  la misma. Esta mantenía todo el año en sus cimas el polvillo blanco y helado que caía en los meses de invierno, cuando el dios  tardaba más en nacer y menos en morir; por lo que se sentía intrigado y junto con dos amigos del clan, decidieron partir hacia lo desconocido para conocer aquellas montañas lejanas en donde nada más nacer el día,  luminaria les  mostraba sus cumbres. Uno de estos amigos se llamaba Fijón, hijo del brujo del clan y su otro amigo llamado Saltón  era hijo del Jefe de la tribu y primo de Argón.

Aquella noche,  perteneciente a la época calurosa y cuando los días son  más largos , nuestros tres sapiens prepararon sus armas y un pequeño equipo, y tras  recibir las sabias indicaciones  del brujo sobre la ruta que deberían tomar y las fieras  que debían evitar, partieron hacia lo desconocido procurando seguir en lo posible el cauce de su río, ya que el chaman les había indicado que hacía varias generaciones otro grupo también  había partido con la misma idea de encontrar el lugar en donde vivía  el dios luminaria el cual parecía ir en la misma dirección que la montaña blanca , pues así habían bautizado a esta gran sierra lejana y de cimas siempre nevadas.  Les recomendó por tanto seguir el curso del río y así encontrarían  mas fuentes y comida que si viajaban en dirección de las tierras planas, pues los que partieron en su día hacia esa dirección,  ya nunca más se supo de ellos. Pintaron sus cuerpos con el jugo de frutas mezclado con arcilla pues mantenían la creencia de que los signos mágicos reflejados, protegerían los mismos y sus espíritus de todos los peligros que seguramente encontrarían. Argón conocía el río como la palma de su mano, pues además de cazador era muy buen pescador, por lo que decidió seguir su margen derecha, dado que muy cerca del poblado existía una cerrada profunda y difícil de seguir, pues era el curso alto, siendo este margen el mas idóneo para andar y a su vez disponía de pequeñas cuevas diseminadas a todo lo largo de su recorrido en las que podrían pernoctar y descansar. Pensaba que cuando llegasen al curso menos agreste , encontrarían vados por los que cruzar caso necesario. El chaman  había indicado que para no perder orientación, pues no siempre verían su objetivo “La montaña blanca”, debían vigilar y marcar el suelo en esa dirección, el lugar exacto en donde nacía la luminaria y llegada la noche también tendrían que vigilar el cielo y fijar su atención  en donde nacía el camino de leche, ya que casi eran coincidentes.

A medida que avanzaban, descubrían que el terreno cambiaba , menos rocas y más depósitos de arenas y arcillas en el lecho del río y que el caudal iba en aumento, posiblemente por el aporte de manantiales ocultos en su cauce, con más vegetación y por lo tanto haciendo más interesante su caminar aunque en ocasiones dificultando la marcha por la mucha maleza y zarzas con sus ricos frutos . En uno de esos meandros, aparecía de pronto la confluencia con otro río el cual procedía de las tierras planas, conocido por Argón y sus compañeros, y que era el límite que marcaba no solo  la jornada de aquel día sino  también de  lo conocido y el punto a partir del cual nunca habían pasado. Cruzaron el río antes de juntarse los dos y aquel día la suerte les deparó un nuevo alimento, pues descubrían que en su lecho arcilloso existían unos pequeños animales portadores de peligrosas pinzas pero muy sabrosos para calmar su hambre.

Anduvieron  durante diez jornadas más hasta llegar a su destino y en ese tiempo descubrieron hasta cuatro afluentes (dos por cada margen), y cuando el río tomó un gran caudal tomaron la dirección izquierda hasta un gran cerro que les cerraba el paso,  lo bautizaron con el nombre de Ja-Balcon, se recrearon con los baños calientes que existían en sus faldas y por fin  llegaron a su destino el país de AC;  que así lo llamaron en su lengua para expresar la abundancia de frutos y caza de la que disponía el mismo. Este nuevo territorio situado a los pies de la “montaña blanca”, era tan extenso y prometía tantos y nuevos descubrimientos que pronto volverían a su tribu para tratar de retornar de nuevo pero en esta ocasión para quedarse de forma permanente y colonizarlo. y pasados muchos miles de años, las futuras generaciones lo conocerían como  el país de los Accitanos.

      Intenté parar el tiempo, pero no pude. Probé a detener el escenario y lo contuve. Busque parar el calendario y solo conseguí su aplazamiento,   frustrando con ello el pensamiento. Decidí parar el pensamiento, entonces y solo entonces descubrí, que tiempo y pensamiento marchan juntos, por siempre y para siempre, en un apasionante movimiento.”                                                                    “El Parri”   

                                                                            – – – – – – – –

Foto: del autor.

Referencias: PROYECTO GEOPARQUE DEL CUATERNARIO-GRANADA. ESTACIÓN PALEONTOLÓGICA VALLE DEL RIO FARDES DEL IGME. GEOLODIA 18. REDES .

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IDILIO HACIA DOS RIOS; Borosa y Castril-

29103913_2050747698531392_2585207240498676341_n
-EL espiritu y el genio del río; el reventón de sus fuentes-

Un sentimiento de cercanía y pertenencia contagia mi cuerpo y mi mente al contemplar las voluptuosas y caprichosas formas que toma el agua en su espumosa manifestación hacia el exterior, en estos reventones generados en las entrañas de la tierra.  Mi amigo Antonio Castillo Martin, llama al Borosa.-“El río blanco de los árabes” y tiene toda la razón, pues todos los ríos que sean bravos y salvajes portan este distintivo en su cabecera y cerca de sus nacimientos. De forma tal que cuando se contempla, la sensación producida, en mi caso, es de pertenencia y no de susto o peligro, pasa igual que cuando contemplamos una gran tormenta con aparato eléctrico incluido;  Contemplamos la grandeza y magnificencia de la Creación.

Mi entrada de hoy, la quiero dedicar a dos ríos hermanos y casi me atrevería a llamarlos gemelos, puesto que proceden del mimo vientre y los engendro un  mismo movimiento telúrico. Son quizás dos de los pocos bravos que aún quedan  en nuestra querida Andalucía y a modo de lamento profundo quiero dejar constancia, bajo mi humilde opinión, de que al haber sido domados por los humanos y sus “necesidades”, solo nos muestran su rebeldía y bravura fiel testimonio de lo que fueron, con  lo que los amantes de a pié llamamos “el reventón”.  Dicho lo anterior; doy paso a mi relato sobre estas dos maravillas que tienen nuestras sierras.

Son las Sierras de Cazorla y Castril y casi yo diría que en su misma linde  y encuentro, las que producen el nacimiento de estos testigos  ruidosos a los que hoy quiero dedicar mis elogios y mas exactamente a sus espumas, las cuales se muestran con más fuerza y vigor en esos lugares que llamamos cerradas, los amantes de los ríos. Hoy quiero pregonar mi amor con palabras sencillas pero muy cargadas de sentimientos hacia la muestra visible del espíritu y energía que portan estos genios del agua y que se forjan dentro de los caprichosos laberintos que oculta  la sierra ,en su vientre, a los humanos.

Pero antes de meterme en faena, permitan que les cuente de como este seguidor y amante incondicional  de los ríos, llegó a este estado de éxtasis con la sangre del planeta Tierra y más exactamente con los maravillosos ríos de estas sierras. Por aquellas fechas del año 1980, dejé mi muy querida Huescar después de ocho maravillosos años, para  trasladarme a un pueblo cercano a Sierra Morena, Santisteban del Puerto, y para hacerlo con mi coche, tomé el camino mas hermoso a seguir.- Huescar, Santiago de la Espada, Villanueva del Arzobispo, Villacarrillo y Santisteban, en lugar de ir por el de siempre, El Pozo, Quesada …, así es que mi espíritu de aventura abrió otras rutas para mi fantasía, colmando mi apetencia descubridora. Permanecí solo unos meses en este destino y por otras circunstancias que no vienen al caso, nuevamente fui trasladado de sucursal; pero esto no fue motivo de olvido, sino todo lo contrario, ya que acrecentó mi curiosidad y en posteriores años y cada vez que podía, regresaba a estos paraísos serranos.

Antes de continuar, quiero dejar constancia de que nunca he visitado el Borosa, prometo hacerlo muy pronto, he estado muy cerca en Coto Ríos; así que ustedes se preguntaran y con razón.- “como es que siente pasión por algo que no ha visto nunca”?, la explicación es sencilla y se asemeja a cuando antiguamente se presentaba el retrato de una futura esposa a la que no se había visto nunca, pero sentías de pronto el flechazo; pues algo así me ocurrió el otro día a la vista de un  fantástico video  realizado y publicado en las redes por don Luis Cano Cavanillas al que no tengo la suerte de conocer, pero sí tuve la gran suerte de admirar  su video, el cual creó en mi las mismas emociones que se sienten en la realidad con la cercanía al agua, sobre todo al contemplar la cerrada de Elias,  siendo así que de inmediato surgió en mí el recuerdo de otra cerrada , en este caso la del río de Castril, de las dos  que tenia , cercanas al pueblo,  hoy solo queda la del pueblo y domada, la otra ha desaparecido bajo el volumen de cemento y hormigón que es la presa del Portillo. Aquella cerrada me apasionaba, comenzaba a partir del puente de la carretera hacia Pozo Alcón y créanme señoras y señores  lectores, era un reto permanente para mi espíritu de aventura, el tratar de hacer su travesía, a pesar de mis altas botas de pesca y la buena estación estival, nunca en primavera y con las crecidas, que  habría supuesto mi pase a la otra vida y de forma inmediata.

Creo que con lo escrito hasta aquí es suficiente para que ustedes tomen idea de mi amor por el agua y por estos dos ríos, el uno muy conocido,desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Guadiana menor ,hoy pantano o mar interior, Cerrada del Negratin, y el otro un desconocido, pero como decía al principio si conoces a un río, también conoces y amas a su gemelo. Así que me despido de ustedes con dos poesías dedicadas a estos dos bravos gemelos.

Poema  al río Castril- barranco de la Malena:

Las entrañas de la tierra,

mostrándonos sus misterios,

cautivan nuestros sentidos

y nos enseñan sus reinos.

Nuestra atónita mirada,

acariciando su entorno,

va plasmando su belleza

de inusitada grandeza,

fijando en nuestras retinas,

su dulzura y su limpieza

y nos dejan extasiados,

sobrecogidos y absortos,

impregnados con la esencia

de tan natural riqueza.

—————

-Poema dedicado al río Borosa-Cerrada de Elías:

Quisiera ser blanca espuma,

y danzar en la cerrada.

Quisiera ser una gota,

danzando con otras gotas.

Quisiera ser el tumulto,

formado por mil ruidos.

danzar en estas cerradas,

Jugando con mil latidos,

y el ruido celestial,

que atrapa nuestros sentidos.

Sueño con ser una gota,

que comparte sus destinos,

con millones y millones,

de universos compartidos….

————–

Foto del autor: Agua inmaculada recién salida de las entrañas de la sierra.

Referencias: Amigos en redes sociales y Google.

 

 

REFLEXIONES DE UN SEPTUAGENARIO IV

IMAG1425
Es posible que exista ,realmente,  el camino del arco iris ?

Pongo mi arco en las nubes y será por señal de pacto entre yo y la tierra”, Génesis 9:13…, y acontecerá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se verá el aro en las nubes”, Génesis: 14-17.

-Caminos en el cielo-

No piensen mis queridos lectores que quiero hablarles de teología, que tampoco estaría de mas, aunque no me veo ni por asomo con la capacidad necesaria para abordar estos temas  profundos.  De lo que yo quiero tratar hoy es de algo que también necesita de una cierta dosis de fe o ilusión ,que para el caso es casi igual.

Hoy he contemplado el arco iris, suceso acaecido siempre o casi siempre que amaina la lluvia y particularmente en los meses cercanos a la primavera, la cuestión es que me ha recordado mis años de niño y la admiración y sensación de bienestar  que me generaba la visión de este fenómeno que suele acompañar a la lluvia fina o llovizna. Antes que nada, creo que debo definir la palabra recuerdo y el significado que  le doy..-     Recuerdo para mi significa solo eso ” recordar” y sin ánimo de transmitir el pensamiento de que al recordar se echa de menos lo recordado y la fecha ya pasada y sin retorno, en la que sucedieron esos recuerdos. Sé que se puede interpretar como una cierta añoranza del pasado y afirmo rotundamente que en mi caso no significa para nada el que hoy esté en otra situación distinta de cuando sucedieron los recuerdos. Recordar, para mi supone solo el alegrarse del suceso ( siempre que sea alegre) pues su recuerdo me causa alegría y no tengo por qué dejar  pasar un suceso  así; bien sea referido a personas queridas, bien a hechos sucedidos o lugares  que comuniquen alegría a  mi corazón. Para los recuerdos negativos, tengo un precipicio en mi mente, en donde los lanzo de inmediato y cuando mi cerebro me los presenta. Y una vez aclarado, continuo. La contemplación de este bello arco iris, junto con la mansa lluvia o llovizna que lo acompañaba , ha despertado en mi corazón un sentimiento adormecido por los años; sentimiento de éxtasis, de los que no  necesitan  explicación,  solo basta mirarlos y en ese instante paralizan nuestro cerebro y agudizan nuestros sentidos predisponiendo  nuestro espíritu a la ilusión.

He de aclarar que, hasta hoy no había contemplado un arco iris tan completo y  cercano, pues siempre lo veía muy distante e incompleto; por lo que su visión me ha dejado un poco predispuesto a la reflexión. Con los años, dejamos  menos tiempo a la ilusión, por la  dificultad que  presta la edad y los múltiples fracasos recibidos a lo largo de nuestra vida, por lo que en consecuencia nos engañamos menos. No puedo evitar el comparar a nuestra civilización con la vida individual de cada uno y así  podríamos pensar que esta sociedad está en  momentos de cambio, no sé si catalogarla de joven, de adulta o mayor; pero si creo que al igual que los de edad avanzada, está perdiendo la ilusión; esta sociedad está distraída con otros colores distintos de los del arco iris.

Isaac Newton allá por el 1704, dejó claro que este fenómeno meteorológico tiene siete colores fundamentales, más tarde la física demostraría que según el vector gradiente, los colores y sus variantes aumentarán o no,  en numero o en variedad, lo que nos conduce a mi siguiente reflexión; principal objetivo de esta entrada.

Volviendo a mis reflexiones y los recuerdos que las han originado que, “con los años nuestra fantasía decrece” y es una verdad subjetiva de los mayores; pero también añado que al haber millones de personas y millones de situaciones; los colores que podemos observar según esa ley física (vector gradiente), son igualmente infinitos, con lo cual dependerá de cada persona el color que desea ver en su vida presente, la ilusión que quiere fabricar en cada instante de su vida, a la vista de este fenómeno meteorológico; pues no podemos evitar el ser materia viviente que actuamos  en un presente eterno (mientras sucede). Si observamos este maravilloso arco, vemos que parte del suelo y después de elevarse nuevamente desciende y vuelve a lugar terreno del que partió, con lo cual estamos unidos (mientras vivamos) a seguir utilizando lo terreno; así que tendremos que buscar pequeñas fantasías , pequeños arcos iris de colores, para continuar nuestra vida cotidiana y  ahora terrena, hasta que podamos abandonar el suelo. Me viene a la memoria un pequeño poema que hice relacionado con estas reflexiones y nunca es mal año por mucho trigo( creo).

 

  •    Micropoema dedicado al vencejo-

“Condenados o premiados, no sabemos.
Los humanos contemplamos, desde el suelo.
Si estaremos cuán vencejos, destinados.
A vivir mientras vivamos, en el suelo
O quizás, cambiemos nuestra suerte.
Y a la muerte, volaremos hasta el cielo”

                                                   El Parri.

 

Foto del autor.

Referencias: Redes sociales.

 

 

VIDA, POESÍA Y POETAS.

704400_113823602116313_925635549_o
Maestro de la vida y la cultura.

Hombre extraordinario; maestro de la vida y el arte. Gran suerte el conocerlo. Mi aplauso para su figura y mi respeto hacia su persona, esté  donde esté, que seguro sera formando parte de la energía del universo.  Ramón Vázquez Orellana -1924 / 30-11-2o15.

-La vida y el destino-

Hola amigos: de nuevo me tenéis con ustedes, para contarles algo sobre el hombre de la foto. No en vano le escribo mi dedicatoria debajo de la misma, y espero haber reunido las ideas suficientes, para hacerles llegar a ustedes la figura de este magnifico escritor y poeta.

Lo defino como maestro de la vida y la cultura y creo haber acertado; por tratarse de una personalidad nada común. Prolífico poeta, trovero del arte , amante del arte de la tauromaquia,  más que de sus corridas,  inteligente conocedor y apasionado  por  la copla y el cante flamenco, jurista y hombre de banca, pensante de excepcionales dotes y resumiendo; una fuente inagotable de la composición poética, sonetista de excepción( más de trescientos, a cual de ellos más bonito y profundo )  y no hablemos de sus décimas, compuestas casi hasta el infinito. Su pueblo natal Arcos de la Frontera (Cádiz) le ha distinguido con poner su nombre a una calle. Alberti y él se conocen en Italia y le dedica uno de sus libros(estando este  en el exilio). Y todo el que le ha conocido a lo largo de su vida ha gozado de su amistad y su persona.

Yo conocí a don Ramón, mi jefe, que así lo he llamado durante toda mi vida, profesional, pues llegó a ser  Inspector Regional, jubilándose posteriormente como Subdirector Regional de Andalucía;  a partir del año sesenta y dos del pasado siglo, en el que me presente a oposiciones como auxiliar administrativo para el banco Hispano y a partir de ahí tomo contacto poco a poco con su maestría; perdiendo el contacto con su jubilación y hacen exactamente tres años, que me inicié en esto de las redes sociales, tuve contacto nuevamente con sus escritos en FB, si bien no tuvimos ocasión de vernos ni saludarnos personalmente.

No es mi intención que esta entrada sea una biografía, solo me anima el respeto y la admiración por tan ilustre personaje y el dejar constancia de ello; y que mejor que dejarles  una pequeña muestra de su obra, legado que estoy seguro será puesto en valor y en el lugar que merece a través de su familia y su ciudad, y dejó hablar al poeta.-

S O N E T O A mi vida actual.

Mi vida, con la de antes comparada,
particularidades importantes
ofrece, con valores inquietantes,
por circunstancia asaz significada.

Por un lado la edad desarrollada
la poseo con años abundantes,
pero no con las fuerzas palpitantes
aptas para toda acción necesitada.

El pasado lo tengo en viva historia
y recuerdos le saco diariamente
del que fuera su ayer y trayectoria.

Con ello me acompaño muchas horas
y escribiendo sonetos, venialmente,
con miras de afición, encubridoras.

Córdoba, 7 octubre 2008.
Ramón Vázquez  Orellana.

——-

S O N E T O A PEPITA, por su continua ausencia.

Tu ausencia es mí tema recurrente
por su efecto de pena cotidiana
que, desde que principia la mañana,
la padezco de modo permanente.

Procurando yo mismo estar ausente
con abstracción en lo ideal rayana
no consigo ponerla tan lejana
como fuera eficaz, ansiadamente.

De tener todo a no tener ya nada
y el todo ser con recuerdos suplido
es mucha diferencia soportada.

Si en lo material así es la ocurrencia
qué total no será el por mí sufrido
con tu perpetua personal ausencia.

Córdoba, 23 junio 2009.
Ramón VÁZQUEZ  ORELLANA

———

S O N E T O A PEPITA. (Navidad, 2009).

Conyugal sacramentada aventura,
llamada socialmente casamiento,
iniciamos con pleno asentimiento,
ignorando su plazo de largura.

En lo demás, la mera conjetura
nos puso en el asaz convencimiento
de llevar adelante el sentimiento
con su amorosa esencia de natura.

Cincuenta y tres años de convivencia
el plazo fue que señaló el Destino
y a mi vida dejó sin tu presencia.

El tiempo pasa y el ayer repaso,
mi derredor presente es anodino
y es, para todo, mi entusiasmo escaso.

—————- y continua con esta décima :

(El adiós definitivo
me cambió tu fiel presencia
por la dolorosa ausencia
que con tono negativo,
constante, repetitivo,
he de padecer por vida
contraria a la convivida,
con razón sacramentada,
en total tiempo gozada
y mi memoria no olvida.)

Córdoba, 27 diciembre 2009
Ramón VÁZQUEZ  ORELLANA

————-

SONETO De mi vida

Por el mar del tiempo sigo embarcado,
con hechos de anotada singladura,
no todos con carácter de aventura,
pero en ellos quizás algo empeñado.

Ya, de muchos, encuéntrome alejado,
que los años en edad pasan factura
y a la memoria dejan la andadura,
que completa recuerdos del pasado.

Pocas salidas hago ya de “puerto”,
pero de ocupaciones anteriores
siempre me hallo a la evocación abierto.

Muchas hojas de ruta tengo en mente,
con el temor que puedan ser errores
al llevarlas a práctica presente.

Córdoba, 23 noviembre 2008
Ramón VÁZQUEZ  ORELLANA

—————–

A modo de ejemplo os dejo una de sus múltiples notas de agradecimiento, la cual muestra bajo mi personal opinión, una persona noble y humilde de corazón.-

Cuánto os agradezco que presten atención y admiración a mis escritos, lo que me sirve para querer superar lo hasta ahora logrado, no por el valor insito en los poemas , sino por el valor de vuestras amistades, con cuyo recuerdo tanto me llenan mis horas diarias.”

También y a modo de muestra, pues seria interminable el citar todas sus décimas completas, les muestro el principio y el final de un poema completo de esta variedad de estrofas y versos , dedicado a la ciudad de Ronda, muy querida para nuestro don Ramón.-

Son tres de Ronda los puentes
y el agua de un solo río,
en curso de desafío
(por razones permanentes
y los motivos crecientes).
Guadalevín custodiado,
desde tiempo antepasado,
por una senda de roca,
con su corriente provoca
el Tajo, magnificado.

:::se omiten una treintena ::::

RONDA tiene tres puentes
y para los tres un río,
ofertando el desafío
a la altura, las corrientes
y los vientos más frecuentes.
Puentes árabe y romano
y el puente nuevo, cristiano,
pautas de piedra y factura,
basamento de apostura
con historias en la mano.

Ramón Vázquez  Orellana (fecha de la transcripción 2-9-15).

Y finalmente y con todo el respeto del mundo y la humildad que requiere el atreverme a despedir tanta y tan buena poesía, con una creación propia, he de confesar que he intentado hacer una décima, pero ante la imposibilidad de conseguirla, me he decidido por transformarla en un soneto-informal y que me perdone el maestro ( como tantas veces en mi trabajo lo hizo).-

Dedicado a su memoria-

Ramón Vázquez  Orellana,
amigo que siempre tuve.
Aunque despistado anduve,
por las sierras de Granada.

Ramón Vázquez  Orellána,
por valientes admirado,
y de cobardes temido.
Siempre claro en su mirada

Ramón Vázquez Orellana,
con agudas opiniones
y mejores decisiones.

Ha partido esta mañana
hacia el espacio infinito…
Ramón Vázquez  Orellana

Málaga, 30 de noviembre  de 2015

Antonio Rafael Parrilla Muñoz

 

Foto: DE SU PAGINA DE FB.

REFERENCIAS : REDES SOCIALES

 

 

CANTES TRIBALES- EL CANTE JONDO III

IMAG1412_1
Cinco figuras de la literatura, la poesía y la música; que hicieron posible el despertar de este arte andaluz, en una ciudad mágica -Granada-plaza de los Aljibes de la Alhambra, si bien en un principio se pensó en la plaza de San Nicolás.

 

No es una casualidad el que estas cinco personas (podrían haber sido más), sintieran el chispazo del universo y se interesasen por este arte ancestral, dejándose arrastrar del duende del flamenco o cante Jondo. Ese genio que no tiene dueño, decide hacer su nido en el corazón de cualquier persona, pequeña o grande, joven o menos joven, culto o ignorante; solo con la condición de que ame apasionadamente el  arte que ejecuta,  nunca se crea su dueño y tenga la humildad de reconocerlo.

Otra  faceta importante sobre el flamenco la he aprendido igualmente con el tiempo y me refiero a que durante gran parte del mismo, no reconocía al verdadero dueño de ese poder artístico, no sabía descubrir que “él arte “ cualquier arte si se ejecuta con maestría y dedicación se instala mediante “la memoria genética” en las gentes que lo practican y digo se instala porque tengo la convicción de que el arte y en el caso que nos ocupa -el cante jondo- no tiene propietario, no posee dueño, por el contrario es el quien se adueña de la persona o grupo que lo practica, la cual o los cuales con su aportación diaria aportan y enriquecen más y más ese conocimiento . Quiero concluir y reforzar mi convicción, diciendo que durante bastante tiempo pensé que eran los payos y no los gitanos , los poseedores de este tesoro y posiblemente llegué a esta conclusión por la erudición de las noticias que recibía siempre de informadores e incluso artista payos, hasta que un buen día estando ya en Iznalloz (Granada) conocí a un buen amigo (con el tiempo muy querido), también payo como yo, llamado Manolo Vilchez que tenía la gran suerte de vivir en un lugar de este hermoso  pueblo en donde sí se practicaba de forma cotidiana y natural el arte flamenco; esto para mi, es vital para el arte; pues entiendo que este responde a una cultura diaria y viva, con independencia de los posteriores estudios y disciplinas creados como consecuencia de su seguimiento.  Él vivía en un barrio colindante con el barrio gitano,  en donde gitanos y payos mezclaban en armonía sus culturas y su saber y en una palabra con este amigo recibí mi bautismo de “iniciado en el flamenco”, y fue con motivo de asistir junto con el a una boda gitana, en el barrio llamado La Peña. Y a partir de ese día descubrí que era el gitano y no el payo su depositario por aquel entonces, con notables excepciones, ignoro si actualmente será así.

Y aquí hago un pequeño inciso y con su permiso les cuento una pequeña anécdota como aclaración a lo dicho anteriormente.- Estando en un viaje a Cuba allá por el año dos mil, entramos con un grupo a un café donde la música en vivo  era el principal componente, como en todo el país, este pueblo como el gitano, manifiesta sus sentimientos mediante la música tribal. Posiblemente estaba en el guión del grupo cantor, la cuestión es que conforme entramos al local, el solista acompañado de sus compañeros y al mas puro estilo del  “son cubano”, nos dedicaba su letra expresamente creada para nosotros en ese preciso instante. Yo que no pude remediar mi sangre flamenca (también es verdad un poquito ayudado  de daiquiris  y mojitos), al mas puro estilo trovero le repliqué por tangos, con esta letrilla de mi invención y sobre la marcha.-

“Para cantar este son, hace falta ser cubano, o tener un corazón como el que tienes, hermano. Corazón corazoncito, corazón noble y templao; corazón de cubanito, corazón aflamencao” …,

y se armó el belén!!. Entonces comprendí, los cantes de “ida y vuelta”.

Volviendo a nuestro asunto principal; sigo mostrándoles la importancia del cante jondo y de como aquellos señores en los años veinte del pasado siglo, decidieron poner en valor este arte ancestral y colocarlo en el lugar que le correspondía. Así escribió nuestro insigne poeta don Federico Garia Lorca en su magnífica e inmortal obra  literaria; Poema del cante jondo.-

“El cante jondo, acercándose a los primitivos sistemas musicales de la India, es tan solo un balbuceo, es una emisión más alta o más baja de la voz, es una maravillosa ondulación bucal, que rompe las celdas sonoras de nuestra escala atemperada, que no cabe en el pentagrama rígido y frío de nuestra música actual y abre en mil pétalos las flores herméticas de los semitonos.
El cante jondo se acerca al trino del pájaro, al canto del gallo y a las músicas naturales del bosque y de la fuente.
Vean ustedes como las modulaciones trístes , y el grave orientalismo de nuestro cante, influyen desde Granada a Moscú: Como la melancolía de la Vela es recibida por las campanas del Kremlin”.

Después de leer lo anterior, no sé si debo continuar…, pero como cuando empiezo algo con sentimiento, suelo acabarlo; así pues  continuo en la brecha.

Seria sobre el año 1964 cuando junto con mi amigo Vilchez, y con motivo de la fiesta del Corpus en Granada, nos desplazamos desde Iznalloz, para asistir a la celebración del  concurso flamenco para aficionados celebrado en esta ocasión al final del Darro, justo debajo de la Alhambra, pues no recuerdo el motivo de no haberse podido celebrar en la plaza de San Nicolás como otros años. Recuerdo estar debajo del escenario para no perdernos detalle, y si bien no recuerdo otros concursantes, curiosamente me quede marcado para siempre con un participante por su elegante ejecución, su brío y su chispa flamenca , ya que no solo recuerdo lo que cantó que fue aire de Malagueñas bandolás o abandolas,  sino que también recuerdo desde aquel día y de hecho las he cantado alguna vez cuando estando entre familia y “a gusto” me he “lanzao” de espontaneo, la letra completa y que dice así:

“Lejos muy lejos de España yo me lleve un ruiseñor, lejos muy lejos de España, y en su canto me decía, quiero vivir en Granada, Granada la tierra mía “

“Cipresicos de Graná, que estáis mirando a la vega; decidle a la del cortijo, que no aguarde a quien espera, que no aguarde a quien espera”

y ni que decir tiene que quedó el primero, Y seguro que el nombre les dice a ustedes algo y despúes de cincuenta años.- Alfredo Arrebola un granaino afincado en Málaga, continua siendo figura del flamenco, además de profesor, pues consiguió la cátedra de Filosofía pura teórico-práctica en flamenco.

Y ya para rematar estos cantes bandolaos creados por Juan Breva, os dejo otra letrilla que no tiene desperdicio. –

Ya se ha formao el alboroto, en la pescadería Madre, ya se ha formao el alboroto; pescaillas a tres “rales”, las pregona Juan “el loco”. En la ” pescaeria”, “mare”.(º) 

(º)Antonio Ortega Escalona, nació en Vélez Málaga, (Málaga) en 1844 y falleció en Málaga el 8 de junio de 1918,​ conocido artísticamente como Juan Breva fue el más grande de los cantaores flamencos de Málaga, su recuerdo es tan importante que la peña flamenca más notable de la ciudad lleva su nombre.

——–

Foto: Periodico Ideal  21-V-1972

Referencias:   EL CANTE SEGÚN JOFRÉ  // POEMA DEL CANTE JONDO DE FEDERICO GARCIA LORCA 1921 // NOVELA DE ANTONINO ALCORNOQUE-EL HOMBRE QUE NO SABÍA LO QUE QUERÍA SER DE MAYOR (editada y no publicada por el autor).